Friday, October 28, 2005

Editor

El acceso y el adecuado uso de la información es una de las más fuertes herramientas en la práctica médica, sin embargo la cantidad de información que se genera día a día es demasiada como para que los profesionales en salud se puedan mantener al tanto de todo lo que acontece en su campo. Además dentro de la literatura médica ocurren situaciones muy características, ya que no todo lo que se publica tiene las bases sólidas que como médicos desearíamos a la hora de poner en práctica una intervención en un paciente, además se ha demostrado que la mayoría de la información publicada no es cierta o carece de un fuerte respaldo1, a lo que se agrega el hecho de que la industria farmacéutica es una de las más lucrativas en el mundo, por lo que las compañías farmacéuticas invierte enormes cantidades de dinero en medicamentos, estudios no siempre diseñados de la mejor manera y promoción para que los médicos aumenten el número de recetas, con las consecuencias que esto acarrea2,3.
Ante esta perspectiva y ante la necesidad de información veraz, de buena calidad y de utilidad clínica surge en 1992 en la Universidad de Mc Master en Canadá el concepto de Medicina Basada en la Evidencia la cual se refiere al uso juicioso, conciente y explícito de la mejor evidencia disponible junto con la experiencia clínica y los valores y deseos del paciente4.
Los estudiantes de la Escuela de Medicina de la Universidad de Costa Rica como una forma de mejorar nuestro aprendizaje hemos decidido retomar la idea de la revista Práctica Médica, la cual se publicó entre 1996 y 1998 por un grupo de estudiantes de esta escuela. Nos hemos tomado la libertad de realizar grandes cambios en el formato de la revista, pero siempre con el objetivo de generar un impacto importante en la práctica de la medicina y en los servicios que se brindan a los pacientes y usuarios de los servicios de salud.
Contamos con el apoyo invaluable de la colaboración Cochrane y el instituto IHCAI, así como con el aval del BMJ Publishing Group para presentar publicaciones mostradas con anterioridad por ellos.
La revista está diseñada como un peer reviewed journal (entendido como una publicación elaborada por pares o compañeros, donde un grupo de estudiantes se convierten en “facilitadotes” de la información no solo para sus iguales, sino para cualquier persona interesada en el tema). Nos acogemos a las políticas de open access según las cuales la información debe ser gratuita y estar al alcance de cualquiera que la necesite, por lo que contamos con los permisos necesarios para facilitar la información a nuestros lectores, los cuales pueden acceder a la información en forma gratuita y utilizarla para cualquier propósito (siempre y cuando sean citadas las respectivas fuentes)
La información se presenta en el formato de POEM, instrumento desarrollado por Slawson y Shaughnessy médicos de familia de la Universidad de Virginia en los Estados Unidos5.
¿Qué es un POEM (Patient Oriented Evidence that Matters traducido como Evidencia Relevante Orientada hacia el Paciente)?
Un poem debe cumplir tres criterios:
• Contestar una pregunta relacionada con la práctica médica.
• Miden resultados importantes tanto para médicos como para sus pacientes: síntomas, morbilidad, calidad de vida y mortalidad.
• Tienen el potencial para cambiar la práctica médica5,6.
Por la relevancia de la información que presentan, además de la facilidad de lectura e interpretación con que son presentados es que se ha decidido usarlos como herramientas para complementar y actualizar la información que recibimos durante nuestra apretada formación.
Los sistemas de información médica se convierte en una jungla en la que el visitante se puede perder o desorientar con facilidad5, esperamos que esta publicación facilite esta tarea y acerque la práctica de la medicina a una mayor rigurosidad científica, contribuya a la toma de decisiones basadas en evidencias fuertes, y sea útil tanto a los estudiantes como a los médicos que por diferentes motivos no pueden invertir el tiempo que desearian para realizar una búsqueda periódica de información de calidad que les ayude a brindar una mejor atención sanitaria. No obstante, la revista pretende llegar a una población aún mayor, los pacientes, los cuales puedan saber que es lo que ha probado tener mayor evidencia de beneficio y esto les permita tener una participación más activa en el control de sus padecimientos.
Una página en la Internet http://practicamedica.blogspot.com se puede acceder para conocer la información y utilizarla, además de una serie de herramientas y links que permitirán un mejor entendimiento de la filosofía y el formato de la revista e introducirán al lector en las bases de la práctica de la medicina basada en la evidencia.
Los que hemos trabajado en la creación de esta revista esperamos que se convierta en un instrumento útil para la formación de los estudiantes y la constante actualización de los médicos que la puedan leer.

“…me gustaría insistir en lo lejos que está la profesión médica de otras profesiones. ¿Qué otras profesiones favorecen investigaciones sobre sus errores e investigaciones experimentales sobre los efectos de sus acciones? ¿Qué magistrado, juez o director de escuela ha favorecido la realización de ensayos controlados sobre sus acciones “terapéuticas” o “disuasivas”? En lo que se refiere a la reproductibilidad, recordemos en número de jueces cuyos juicios han sido cambiados o apelados y las diversas opiniones expresadas por los economistas sobre el Mercado Común, y por lo que se refiere a los “riesgos”, recordemos el número de puentes que se han caído.”7

Archie L. Cochrane.

PABLO ANDRÉS ÁLVAREZ AGUILAR.
Editor.
Interno Universitario. Universidad de Costa Rica.
p.alvarez@costarricense.cr

Posibles conflictos de interés:
No hay conflictos de interés.

Referencias:
1. Ioannidis JPA (2005) Why most Publisher research findings are false. Plos Med 2(8): e124
2. Smith R (2005) Medical journals are an extension of the marketing arm of pharmaceutical companies. PLoS Med 2(5): e138.
3. Al-Marzouki S, Evans S, Marshall T, Roberts I. Are these data real? Statistical methods for the detection of data fabrication in clinical trials. BMJ 2005;331;267-270.
4. Evidence based medicine working group. Evidence Based Medicine: A new approach to teach the practice of the medicine. JAMA 1992; 268: 2420-2425.
5. Slawson D, Shaughnessy A. Obtaining useful information from expert based sources. BMJ 1997; 314:947.
6. Smith R. A poem a week for the BMJ. BMJ 2002; 325:983.
7. Cochrane AL. Eficacia y eficiencia: reflexiones al azar sobre los servicios sanitarios. Ed Salvat: España. 1985. 104 pags.

Editor invitado

Página en construcción...